Tras varios borradores del proyecto, muchas llamadas telefónicas, infinidad de correos electrónicos y un ir y venir de Antonio al CEMA y de presupuestos rechazados, nuestro proyecto cultural, Cartografía literaria de Ciudad Juárez, resultó aprobado por el Consejo Ciudadano para el Desarrollo Cultural Municipal de Juárez, por lo que recibiremos un estímulo económico para llevar a cabo varias actividades relacionadas con la investigación literaria, fomento a la lectura, difusión de resultados e intervención ciudadana. Estamos muy contentos y con esta entrada, disfrazada de post, inauguramos nuestro perfil en Facebook.

Instituciones

El camino ha sido sinuoso: desde el Taller, allá por inicios de febrero, hasta la firma de la carta compromiso el pasado lunes 11 de abril, la cual –por cierto– nos la entregaron sin la rúbrica del coordinador del Consejo, el arquitecto José Ignacio Frausto Ojeda, quien “regresa en un par de horas”. En este recorrido detectamos varios fallos a nivel de administración, gestión y, sobre todo, de información. El común denominador del contenido del taller, las especificaciones de la convocatoria y las indicaciones bienintencionadas de Gustavo Ruiz (que nunca supimos bien a bien cuál es su puesto o función) fue la contradicción y el desconocimiento de las partes. ¡Prueba y error! Es la primera vez que nos acercamos al Municipio para buscar financiamiento, así que seguramente algunos errores son por entero nuestros (como cuando Antonio olvidó ponerle un clip al proyecto y lo rechazaron hasta que Urani recorrió el Centro para dar con el requisito). De hecho, estas mismas palabras siguen siendo parte de la novatada. Solo nos resta desear que las demás propuestas con las que competimos también hayan sido beneficiadas.

Taller

Durante seis meses, a partir del 9 de mayo, seguiremos puntualmente nuestro propio calendario y cumpliremos con la entrega de informes. Nos hemos ajustado, por propia voluntad y deseo, a las exigencias y tiempos de una institución gubernamental. ¿Qué tan independiente o sustentable puede ser un proyecto cultural? La duda nos asalta… quizá este no sea el camino, pero por el momento celebramos y asumimos con seriedad el compromiso para llevar a buen puerto nuestra cartografía urbana. Agradecemos a nuestros lectores. No importa que sean pocos: la buena voluntad de sus comentarios, recomendaciones, risas y correcciones es el verdadero estímulo.

map desierto

Amalia, Antonio y Urani