Etiquetas

Enrique Bunbury nació en Zaragoza, España, en el año 1967; el cantante y compositor fue conocido a nivel internacional gracias a su trabajo con el grupo de rock Héroes del Silencio, cuya primera etapa se prolongó hasta 1996. Flamingos, tercera producción como solista del zaragozano, fue lanzada al mercado en 2002. Considerado uno de los mejores en la historia del rock español, el disco incluye en la pista 10 el tema “Ciudad de bajas pasiones”. Dicha canción está ejecutada a 108 pulsaciones por minuto (andante moderato) y en división binaria. Los acordes mayores dan un aire alegre y desenfadado a la interpretación, que se entristece muy poco con el timbre barítono de Bunbury. Catalogada para el mercado como pop-rock, “Ciudad de bajas pasiones” es una fusión bastante intencionada de géneros, entre los que se aprecia la influencia del corrido, la música ranchera-norteña y el swing.

La letra a modo de episodio autobiográfico refleja el ambiente festivo de lo vivido por el cantautor en Ciudad Juárez, durante la semana que estuvo en esta frontera debido a la presentación de su espectáculo el año 2000, enfocándose para ello en los minutos finales de aquella estancia. Los personajes presentados son él mismo, sus músicos y algunos incidentales como una oficial de aduanas y un extranjero oriental. La música es el eje transversal de la pieza, entendida desde las referencias directas a otros grupos musicales, a los narcocorridos y a fragmentos (alterados) de canciones de este género.

73-bunbury-flamingos

[Lee aquí la letra]

Desde el primer verso se delimita el espacio geográfico; conforme avanza el texto, se van especificando los lugares: Carretera Panamericana, Aeropuerto Internacional Abraham González, Aduana. Enrique Bunbury y El Huracán Ambulante (sus músicos) transitan por la carretera rumbo al aeropuerto con la finalidad de abordar el avión que los llevará al entonces Distrito Federal y de allí a España. La madrugada avanza y por el camino cantan y tararean lo que se escucha en la región: narcocorridos como “Narices de a palmo” (“Narices de a gramo” del Grupo Exterminador). Así, llegan a su destino, un tanto alcoholizados; es cuando la oficial de aduanas advierte la oportunidad de sacar provecho mediante una “mordida”. Mientras la banda espera, a manera de burla cantan “Contrabando y traición”. Un ciudadano de China, acusado de estar ilegalmente en el país (tal vez otro pretexto para sacarle dinero) se une al feliz coro: “cargados de marihuana” (el corrido interpretado por Los Tigres del Norte dice “repletas de yerba mala”; sin embargo, la versión del grupo de rock La Lupita lo cambia a “repletas de marihuana”). Los lugares referenciados por el músico aragonés son claramente identificados y sirven no más que para ubicar con exactitud la anécdota, o tal vez sea mejor decir, el hecho.

73-aeropuerto-exterior

Aunque la Carretera Panamericana es un lugar común para un gran porcentaje de juarenses, el aeropuerto no lo es. La vía es una de las principales conexiones, arteria por la cual se mueven miles de automóviles y peatones diariamente; el aeropuerto, en cambio, es para uso de unos cuantos y la aduana era paso obligado para quienes tomaban un vuelo. Nada en la lírica de Bunbury está disfrazado, todo coincide con la realidad. El grueso de los viajantes que tomamos el Abraham González como punto de partida, difícilmente reflexionamos sobre la cantidad de sucesos interesantes que pudieron llevarse a cabo en el estacionamiento, la sala de espera, los hangares… pero historias, las hay.

73-aeropuerto-interior

Joel Abraham Amparán Acosta

Bonus track desde otra perspectiva… una muy de acá.