Hace muchos años vivió una niña llamada Flor de Río donde hoy es Ciudad Juárez, cerca del afluente que divide dos países. Sin embargo, el lugar donde nació, creció, lloró y salvó a su pueblo –los comanches– dista mucho de lo que conocemos actualmente. La leyenda de la flor “el conejo” (1983) se basa en una antigua historia oral de Texas que Tomie DePaola recrea e ilustra para mostrarnos cómo el orgullo, la bondad y la inteligencia de una pequeña cambió nuestra historia, paisaje y forma de vida.

Antes de la lectura recomendamos escuchar la canción “Flor de río” del grupo Bandula, ya que retoma la leyenda de la pequeña comanche para enfatizar el potencial de todas las niñas y unirse, así, en la búsqueda de libertad e igualdad de género. Además, uno de los ejercicios propuestos surge a partir de la letra de esta melodía. Sin duda, la historia de la frontera ha pasado por un sinfín de vaivenes; por ello, no debemos olvidar nuestras raíces ni el hecho de que solamente juntos y en armonía podremos sobrellevar cualquier situación (una sequía o una epidemia, por ejemplo).

 

Ejercicio 1: Escritura guiada

“En una botella esta carta yo metí.
La arrojé al océano para que llegara a ti.
Si la estás leyendo tal vez sientas y pienses,
lo que sueña y desea una niña chihuahuense”. Emilio Lome

Vamos a imaginar que escribiremos una carta para que alguien del otro lado del mundo o de un tiempo futuro conozca nuestros sueños y deseos. ¿Qué diríamos? Usemos como ejemplo o referencia la carta-canción de Flor de Río.

Ejercicio 1.PNG

Ejercicio 2: Imaginemos con dibujos 

Ejercicio 2.PNG

Amalia Rodríguez
Cinthya Rodríguez