6. Lugares de la memoria

La construcción de la identidad regional (colectiva en palabras de Giménez Montiel) “implica, en primer término, una definición común y compartida de las orientaciones de la acción del grupo en cuestión […] vivir esa definición compartida como valor o, mejor, como «modelo cultural» […] Implica, por último, construirse una historia y una memoria que confieran cierta estabilidad a la autodefinición identitaria” (“Cultura, identidad y memoria: materiales para una sociología de los procesos culturales en las franjas fronterizas”). Pertenecer a una comunidad, más allá de cuestiones geográficas, lingüísticas y religiosas, tiene que ver con el hecho de compartir un pasado común y a partir de él cimentar el presente con miras al porvenir.

mx13229838190428

¿Cómo construir la Historia desde la memoria? Pierre Nora afirma que nos encontramos en una época en la que esta última peligra, motivo por el cual se ha vuelto necesaria la creación de lugares en donde cristalizarla y resguardarla. Así, los lugares de la memoria “nacen y viven del sentimiento de que no hay memoria espontánea, de que hay que crear archivos, mantener aniversarios, organizar celebraciones, pronunciar elogios fúnebres, labrar actas, porque esas operaciones no son naturales” (Pierre Nora en Les lieux de mémoire), pero sí forzosas para mantener mediante el artificio y la voluntad el sostén de lo colectivo. Aquí es importante enfatizar que los lugares de la memoria, de la misma forma que el patrimonio, se establecen a partir de una selección (muchas veces manipulación); situación que, sin embargo, resalta aún más la consideración de que el pasado de una comunidad se configura tanto por lo recordado como por lo que se decide olvidar: “la ausencia (el olvido) tiene tanta importancia como la presencia (la conmemoración)”(Joël Candau, Antropología de la memoria). Los lugares de la memoria son entonces, y así lo afirma Candau, algo presente: “estructuras de recuerdo para la identidad de los grupos o de los individuos”. El antropólogo francés estudia las técnicas que la sociedad utiliza para encarnar su pasado; es decir, se afana por comprender y esclarecer las manifestaciones contemporáneas de esta facultad humana. En dicho panorama, la literatura sobresale como una estrategia de afirmación, “un intento de reconquistar el pasado […] expresión original de la memoria dentro de una sociedad determinada”.

Arraigados a una época en que, como Pierre Nora señala, la materialización de la memoria se vuelve imprescindible, consideramos importante la creación de un archivo virtual de libre acceso, en donde la comunidad que habita esta región (o mucho más allá) tenga la oportunidad de revisar los textos que plasman aspectos (no solo del espacio, sino de la cultura del territorio en general) que tiempo atrás atrajeron a un escritor hasta el punto de inmortalizarlos en sus páginas. Maurice Halbwachs afirma que nunca estamos solos y, por lo tanto, “uno sólo recuerda a condición de situarse en el punto de vista de uno o varios grupos y volver a colocarse en una o varias corrientes de pensamiento colectivo” (La memoria colectiva).

58-cruces-lomas-poleo